Aquí, se intentará dar un buen repaso a mis actividades y a curiosidades de Japón. このコーナーでは日本人向け、日西の文化雑草ノートと私の活動を記録する試みである。是非、見て下さい。 Sorry, no English. For similar pages in English about the same topic, search on google or yahoo, there must be lots better than this...

日曜日, 5月 01, 2005


Con Pierre y Kageyama Hironobu (cantante hiper-archi-conocido)


Hiroshi Watari, actor de Zebraman, con mi menda.


Toda la penya en el restaurante brasileiro.

Un noche con Operación Triunfo

La vida lleva a unos derroteros muy curiosos.

Cuando era niño, me enganché a la música de animación, que si canciones de Bola de dragón por aquí, que si Los caballeros del zodíaco por allí, un poquito de Sailor Moon, y algo más friki de Plastic Little. Sin olvidar, claro está, al maestro Jo Hisaishi, comopositor de las banda sonora de las películas de Miyazaki. Pero bueno, resulta que a raíz de un concierto al que Yamagishi, el promotor de la Yoko Ishida, invitada al salón del cómic de Granada, me invitó, conocí a un montón de cantantes de animación, de esos que veía de pequeño en las carátulas de los CDs que compraba de importación: Kageyama Hironobu (Bola de Dragón), Mizuki Ichiro (Mazinger), Mitsuko Horie (Candy Candy) y Akira Kushida entre otros. Y bueno, al día siguiente me engancharon para ir a cenar a un restaurante brasileño. Fue una experiencia bastante curiosa. Aparte de la gente ya mencionada, vinieron también el actor de Zebraman y Uchu Keiji y un presentador de eventos y tal. Gente de la que uno ha oido hablar toda su vida. Y heme allí, con un par de amigos recién venidos de España, bebiendo y comiendo churrasco, de chachara con toda la peña y pasándolo de pm.

No obstante, eso no fue lo mejor. Una vez terminamos de comer, nos fuimos a un karaoke. Imaginaos, de karaoke con cantantes profesionales. Fue toda una pasada. Lo mejor es que ninguno iba de divo, se podía hablar tranquilamente, e incluso intercambiamos mails y números de móvil. Lo dicho, la vida lleva por derroteros muy curiosos, y poder irse de copas con gente de este calibre... y para más inri, que uno conoce desde pequeño y le gusta su música, es una suerte.

Aunque en España no se conozcan, es como si ayer hubiera salido de copas con Bisbal, Chenoa, Eduardo Noriega y Georgie Dann.

Este Japón me gusta.